LICENCIAS DE APERTURA

¿Qué es la licencia de actividad?

Una licencia de actividad, también denominada licencia de apertura o licencia ambiental, es un documento emitido por el ayuntamiento de tu localidad que autoriza a abrir un establecimiento, industria o local comercial. 

Es necesario tener licencia de actividad o apertura para cualquier tipo de actividad, aunque no se permita el acceso al público. La única excepción son las actividades profesionales que se desarrollen en el domicilio personal y en las que no se atienda al público.

Tipos de actividades

En la Comunidad Valenciana, según su legislación autonómica, se distinguen principalmente dos tipos de actividades: 

Estas dos leyes exigen procedimientos de tramitación distintos, que exponemos a continuación para cada una de ellas, aunque para todas las licencias de apertura será necesario un proyecto o memoria técnica de actividad, suscrita por técnico competente.

Ley 14/2010 de Establecimientos Públicos

Las actividades reguladas por la Ley 14/2010 son las incluidas en su ANEXO Catálogo de espectáculos públicos, actividades recreativas, actividades socioculturales y establecimientos públicos. Se dividen en las siguientes categorías:

Para actividades con alguna de las siguientes características, deberán tramitarse mediante LICENCIA DE ACTIVIDAD, según los artículos 10 o 14 de la Ley 14/2010:

  • Tener más de 500 personas de aforo
  • Con recinto calificado de riesgo alto
  • Carga térmica global elevada que sobrepase los 400 Megajulios por m2 (MJ/m2). 
  • Edificios catalogados o protegidos.
 

El plazo de resolución para este tipo de Licencia de Apertura es de 3 meses.

En caso de no cumplir con ninguna de las anteriores condiciones, se tramitarán mediante DECLARACIÓN RESPONSABLE, lo que acorta los plazos para obtener la licencia de apertura. 

El plazo de resolución en este caso, a partir del cual podrá iniciar la actividad, es de un mes.

Según el citado Anexo, las actividades incluidas en la Ley 14/2010 se dividen en las siguientes categorías:  

Espectáculos publicos

En esta categoría se incluyen Cines, Teatros, Auditorios, Salas de concierto, Circos, Espectáculos taurinos, Autocines, Salas de artes escénicas, etc. 

Actividades recreativas y socioculturales

En esta categoría se incluyen Restaurantes, Cafeterías, Discotecas, Pubs, Casinos, Salas de juego, Piscinas colectivas, Gimnasios, Museos, Boleras, Salas polivalentes, Ferias, Pabellones deportivos, Ludotecas, Parques de atracciones, Escape Room y cualquier actividad de similares características.

Exhibición de animales

Se incluyen en esta categoría zoológicos, acuarios y safari-park. 

Festejos y celebraciones populares

En esta categoría se incluyen festejos populares como los Bous al carrer o recintos taurinos de carácter eventual, así como todo tipo de celebraciones al aire libre con motivo de fiestas patronales o celebraciones populares.

Un caso particular es de las Fiestas de las Hogueras de San Juan, en Alicante, en la cada una de las barracas instaladas por las asociaciones festeras deberá obtener licencia para su instalación. 

Ley 6/2014 de Control Ambiental de Actividades

El resto de actividades no incluidas en la legislación anterior se clasifican según la Ley 6/2014. Dicha legislación diferencia entre 4 tipos de actividades, en función de su tamaño y de los riesgos asociados a su explotación. 

Para todas estas actividades, antes de iniciar el trámite de licencia o declaración responsable ambiental, será necesario solicitar en el Ayuntamiento el Certificado de Compatibilidad Urbanística o Informe Urbanístico Municipal, en el que el Ayuntamiento certificará la compatibilidad del uso que se quiere implantar en función del Plan General de Ordenación del municipio.

Anexo I Autorización Ambiental Integrada

Se consideran dentro de este procedimiento actividades como grandes industrias, centro de gestión de residuos o centrales de producción de energía clasificadas en el ANEXO I de la Ley 6/2014. 

Algunos ejemplos son plantas de valorización y eliminación de residuos peligrosos con capacidad superior a 10 toneladas diarias, mataderos con capacidad superior a 50 toneladas diarias, instalaciones de combustión con potencia superior a 50 MW, refinerías de petróleo, etc. 

Las actividades incluidas en esta categoría son las más restrictivas en cuanto a su tramitación y requisitos técnicos. Son actividades que una vez presentada toda la documentación exigible, se someten a trámite de información pública, pudiendo revisar cualquier persona física o jurídica interesada el proyecto y formular las alegaciones que considere oportunas, siendo este tipo de procedimiento el que más se dilata en el tiempo. 

Una vez finalizado y aprobado el procedimiento, se dispone de un plazo de 5 años para iniciar la actividad, a no ser que en la autorización concedida se exponga o un plazo distinto o exista normativa que lo especifique.

Anexo II Licencia Ambiental

Se consideran dentro de este procedimiento a actividades de menor tamaño que las anteriores, clasificadas en el ANEXO II de la Ley 6/2014. 

Algunos ejemplos son comercios o grandes almacenes superiores a 2.500 m2, talleres de pintura, lavaderos de coches, establecimientos sanitarios de más de 2.000 m2, hoteles con más de 1.500 m2, campings, actividades de uso docente o administrativo de más de 5.000 m2, actividades con carga térmica superior a 800 MJ/m2, lavanderías industriales, etc. 

Los Ayuntamientos tienen un plazo de resolución de 6 meses para las actividades sujetas a Licencia Ambiental. 

Una vez concedida la licencia ambiental, se deberá presentar la Comunicación de puesta en funcionamiento para poder ejercer la actividad. 

Anexo III Declaración responsable ambiental

Se consideran incluidas en el régimen de Declaración Responsable Ambiental las actividades que no cumplan con alguna de las condiciones del Anexo III, que exponemos en el punto siguiente. 

Algunos ejemplos son talleres de mecánica de vehículos (los de pintura se incluyen en el procedimiento anterior), almacenes e industrias con carga térmica superior a 100 Mcal/m2, actividades que puedan producir ruidos o vibraciones, pequeñas industrias, tales como carpinterías de madera, cerrajerías, comercios que incumplan algunas de los citadas condiciones, etc. 

En este caso, cuando se presenta toda la documentación, los Ayuntamientos suelen dar un plazo de un mes para poder iniciar la actividad, a no ser que se realice la visita de comprobación por parte del técnico municipal y existan deficiencias que subsanar.

Anexo III Comunicación de actividades inocuas

Se consideran incluidas en el régimen de Comunicación de Actividades Inocuas las que cumplan con todas las condiciones del Anexo III: 

  1. Que no emitan ruidos y vibraciones molestos, la potencia de los equipos de aire acondicionado en el exterior sea inferior a 9 CV, el nivel medio de presión sonora estandarizado del recinto sea menor que 70 dBA y que dispongan de elementos motores o electromotores cuya potencia sea igual o inferior a 9 CV. 
  2. Que no emitan olores, humos y/o emanaciones y que no se desarrollen combustiones u otros procesos físicos o químicos que originen emanaciones de gases, vapores y polvos a la atmósfera. 
  3. Que no estén incluidas en el Catálogo de Actividades Potencialmente Contaminadoras de la Atmósfera
  4. Que no requieran ningún tipo de depuración previa de las aguas residuales para su vertido a la red de alcantarillado y/o su vertido sea exclusivamente de aguas sanitarias y que no produzcan residuos o que produzcan residuos que sean asimilables a los residuos domésticos
  5. Aquellas que no sean susceptibles de emitir ninguna radiación ionizante
  6. Actividades cuya carga térmica ponderada sea inferior a 100 Mcal/m2.  Es decir, actividades con bajo riesgo de incendio.
  7. Actividades en las que no exista manipulación de sustancias peligrosas o generación de residuos peligrosos de acuerdo con lo dispuesto en la normativa de aplicación. 
  8. Riesgo de explosión por sobre presión y /o deflagración. 
  9. Riesgo de legionelosis

En esta categoría se encuentran pequeños comercios, como tiendas de ropa, zapaterías, accesorios, alimentación, oficinas, tiendas de regalos, peluquerías, inmobiliarias, gestorías, papelerías, etc.

Suele tratarse de un procedimiento de eficacia inmediata, es decir, una vez presentada toda la documentación exigida por el Ayuntamiento, se puede iniciar la actividad, sin perjuicio de los posteriores controles que realice el Ayuntamiento. 

En este punto, cabe destacar los expuesto en la Ley 12/2012, de 26 de diciembre, de medidas urgentes de liberalización del comercio y de determinados servicios, en la que se incluyen algunos pequeños comercios e industrias que deberán tramitarse conforme lo expuesto en esta ley, aunque, en la práctica, el procedimiento es muy similar en cuanto a plazos y requisitos, por no decir idéntico, que para la Comunicación de Actividades Inocuas.

 

Tramitación de licencia de actividad

Las licencias de aperturas para todo tipo de actividades se tramitan en el ayuntamiento de la localidad en la que se ubicará la actividad, que es el que debe conceder el permiso para el ejercicio de dicha actividad, en función del proyecto técnico presentado.

En Bordonado Ingenieros, le asesoraremos durante el proceso de tramitación, encargándonos de la preparación de la documentación necesaria. Le asesoraremos durante todo el proceso de adecuación de su local, indicándole las medidas que debe tomar para obtener la licencia de actividad, así como de comprobar que dichas medidas se han ejecutado correctamente.

¿Que incluye el servicio?

  • Visita del local o nave por técnico para la toma de datos
  • Asesoramiento técnico y económico de las soluciones consideradas
  • Certificado de compatibilidad urbanística
  • Proyecto o memoria técnica de la actividad, elaborado por técnico competente
  • Dirección de obra Certificación de fin de obra